- Destinos

Brasil, el encanto de hacer turismo fuera de temporada

Viajar a los destinos turísticos más concurridos del planeta fuera de temporada puede tener muchas ventajas. En Brasil, además de obtener tarifas muy convenientes, los aeropuertos están semivacíos, las carreteras mucho más expeditas y hasta los profesionales del sector se desenvuelven de manera más relajada.

  • Foz de las cataratas de Iguazu en su parte brasileña. Foto: Embratur
  • La playa de la Charca en Paraipaba. Foto: Christian Knepper /Embratur
  • Centro Histórico de Ouro Preto. Foto:Divulgação-Embratur
  • Fernando de Noronha. Foto:Embratur
  • El cañóndo Xingó, está ubicada en Canindé de Sao Francisco. Foto: Bento Viana/Embratur

Brasil es uno de los destinos mundiales que en temporada alta atrae a millones de turistas. Sin embargo, el país de las playas paradisíacas y la naturaleza exuberante también ofrece enormes atractivos en los meses del otoño y el invierno austral.

Meses como abril, mayo y junio forman parte de la preferencia del 30 por ciento de los viajeros, según fuentes del sector (tour operadores). Esta época del año atrae especialmente a quienes desean y disfrutar de la tranquilidad y además gastar poco, porque los descuentos en el alojamiento y la alimentación pueden llegar incluso al 50 por ciento.

Por ejemplo, como dato, el número de turistas chilenos que viajan a Brasil ha ido creciendo progresivamente en los últimos años hasta convertirse en el cuarto mercado. El número de visitantes creció un 7,03 por ciento en 2013 con respecto al año anterior, al pasar de 250.586 a 268.203 personas.

GRANDES VENTAJAS

Y buena parte de ellos lo hacen fuera de temporada, porque viajar a Brasil en esta época tiene sus ventajas. Y la principal es el precio, porque periodos menos concurridos suelen ser sinónimo de pasajes aéreos más baratos, alojamientos con descuento y alimentación y servicios turísticos a precios más asequibles.

Así a modo de ejemplo, un paquete de viaje que incluye pasaje aéreo, alojamiento en un hotel de cinco estrellas y alimentación en la ciudad de Porto de Galinhas, en el estado de Pernambuco, puede costar casi 2.000 reales (unos 638 dólares) menos durante la temporada baja.

Fenómeno natural extraordinario y único, los Lençóis maranhenses se extienden 70 km a lo largo del borde del océano con un avance de 50 kilometros a través del continente, hacia el interior, formando una gran playa, llena de una multitud de pozos, lagos y estanques. Foto: Mauricio Moreira

Y no sólo eso, sino que además los aeropuertos están más vacíos, el tráfico es más tranquilo e incluso las personas se muestran más receptivas.

En algunos destinos el clima incluso puede ser más agradable durante la temporada baja. Éste es el caso de los Lençóis Maranhenses, en el estado de Maranhão, un lugar ideal para visitar de mayo a setiembre, cuando el periodo de lluvias hace que las lagunas estén llenas.

Los periodos de temporada alta no son fijos, aunque se concentran entre los meses de diciembre, enero, febrero y julio, además de los festivos.

“En determinados sitios hay más turistas justamente en los meses de temporada baja, debido a factores específicos de cada destino, como el clima, el periodo de lluvias, la temperatura o incluso las fiestas regionales”, comenta a Efe el director del Departamento de Estudios y Encuestas del Ministerio de Turismo de Brasil, José Francisco Lopes.

En el litoral nordeste, los destinos turísticos más demandados en el periodo de agosto a noviembre son Fortaleza, Porto Seguro, Maceió, Natal y Porto de Galinhas.

Además de un clima caluroso prácticamente durante todo el año, los precios son atractivos, ya que durante la temporada baja, los paquetes de viaje cuestan en promedio de un 30 a un 50 por ciento menos.

Una de las mejores estaciones para aprovechar las playas de Santa Catarina es el otoño, porque en esa época del año los días son despejados y soleados, la temperatura es agradable, hay menos lluvia y las playas están menos concurridas que en el verano.

Los precios en Florianópolis, Camboriú, São Francisco do Sul, Laguna o Ibituba, las ciudades favoritas de los turistas en el litoral catarinense, también son más asequibles durante este periodo, como bien saben los surfistas, que disfrutan mejor de las olas, y los amantes del turismo aventura que se adentran en la sierra.

En abril, las lluvias también disminuyen en el estado de Minas Gerais, lo que representa una buena oportunidad para realizar un paseo histórico por el circuito Minas Colonial, que recorre las ciudades de Tiradentes, São João del-Rei, Ouro Preto y Mariana.

Estos lugares conservan los registros arquitectónicos del estilo barroco, cuentan la historia del país y exhiben monumentos de artistas como Aleijadinho. Si se trata de un viaje más corto, vale la pena conocer el centro de Belo Horizonte y Brumadinho, donde se ubica el Instituto Inhotim, el museo a cielo abierto más grande del mundo, que cuenta con más de 500 obras.

SABANA TROPICAL BRASILEÑA, MEJOR EN ABRIL Y MAYO

Los periodos de lluvia y sequía modifican completamente el paisaje del Pantanal. Si el objetivo de los visitantes es conocer la fauna y flora, observar los pájaros y disfrutar de una temperatura agradable y de las noches estrelladas, el mejor periodo para conocer esta región es de abril a septiembre, cuando las aguas empiezan a bajar y es más fácil contemplar la vida de los animales y la vegetación local.

Después de la temporada de lluvias, las lagunas de Lençóis Maranhenses están llenas. El mayor campo de dunas de Brasil es también uno de los destinos favoritos de los amantes del turismo de aventura y el contacto con la naturaleza

Chapada dos Veadeiros. Santa Bárbara – Cavalcante. Foto:Embratur

La vegetación del “cerrado”, nombre con el que se conoce a la sabana tropical de Brasil, es más exuberante y las cascadas son más seguras en abril y mayo, cuando ya no llueve.

Chapada dos Veadeiros es famoso por sus cascadas. Solo en el municipio de Alto Paraíso hay más de 120. El ambiente de espiritualidad está muy presente en esta región, llena de posadas, templos y espacios místicos.

De mayo a septiembre es el periodo de sequía en Tocantins, lo que favorece el acceso a los parques y atractivos turísticos, mientras que en Fernando de Noronha, los descuentos entre abril y junio hacen que los paquetes turísticos cuesten un 30 por ciento menos.

Aunque en este archipiélago todavía persisten las lluvias, los turistas pueden disfrutar de actividades como el senderismo, el buceo y los paseos en barco.

En temporada baja, los descuentos en los paquetes turísticos de Bonito rondan el 30 por ciento, mientras que en Foz do Iguaçu entre marzo y junio los precios de los alojamientos bajan un 40 por ciento. Además, los principales atractivos, como la caída de agua de las Cataratas do Iguaçu, la Trilha do Poço Preto y la visita a la Ilha dos Papagaios, están menos concurridos.

La mejor época para registrar imágenes durante un paseo en catamarán por el Cânion do Xingó, en Canindé de São Francisco, es también el otoño, ya que en esta estación los rayos del sol se reflejan bajo el agua, y destaca mejor la tonalidad verde esmeralda de río.

Entre los principales atractivos de este municipio sobresalen el paseo a la Rota do Canganço, que relata la historia de Lampião y Maria Bonita (una pareja de bandoleros que anduvo por el sertão brasileño), el sendero de acceso a la Gruta de Anjico y los buceos en las playas fluviales.

Y también en Serra Gaúcha el ahorro en un viaje en temporada baja (de febrero a mayo y de agosto a octubre) puede alcanzar el 40 por ciento, un poderoso atractivo al que además hay que añadir que el movimiento en las ciudades es tranquilo y las entradas a los parques tienen importantes descuentos.

Etiquetado con: , , , , , , ,
Publicado en: Destinos

bannerEFE.Com300x1251
Turismo TV La compañía española Pullmantur se ha consolidado como líder del mercado de cruceros. EFE
Ver video

Pulmantur aumenta su capacidad y se lanza a la conquista de Latinoamérica duración: 1:24

Ver más videos

Nube de etiquetas