- Turismo Cultural

Pobladores de Jalisco “velan” imágenes de Cristo para el Sábado de Gloria

Cientos de personas “velaron” 53 imágenes de Cristo en el poblado de San Martín de Hidalgo, en el occidental estado mexicano de Jalisco, una tradición de cuatro siglos que conjuga elementos prehispánicos con costumbres católicas.

  • Cientos de personas "velaron" 53 imágenes de Cristo en Jalisco, México.EFE
  • mas infoACOMPAÑA CRÓNICA:MÉXICO SEMANA SANTA MEX30. SAN MARTÍN HIDALGO (MÉXICO), 25/03/2016.- Un grupo de de personas vela una imagen de Cristo hoy, viernes 25 marzo de 2016, en San Martín Hidalgo (México). Unas 50 imágenes de Cristo con hasta 450 años de antigüedad fueron "bañadas" y purificadas hoy por pobladores del municipio de San Martín de Hidalgo, en el occidental estado mexicano de Jalisco, como preparación para la celebración de Semana Santa. Las imágenes, elaboradas de forma artesanal con madera, pasta de caña, resina y otros materiales, son sacadas de las casas donde permanecen todo el año y cargadas por sus dueños hasta el templo de El Calvario. EFE/Ulises Ruiz BasurtoEn el poblado de Jalisco en México las personas velan la imagen de Jesucristo.EFE

Al concluir la representación de la Pasión de Cristo, en Viernes Santo, los habitantes de este poblado alistan los altares donde “tienden” las figuras religiosas, que permanecen durante toda la noche rodeados de flores, velas y rezos.

Uno de los habitantes, Javier García, explicó a EFE que esta es una forma de representar a Jesús cuando fue desclavado y bajado de la cruz, y luego preparado para su sepulcro.

Dice que la tradición, conocida como “tendidos de Cristo”, data del siglo XVI, cuando los franciscanos llegaron a Jalisco para evangelizar a los indígenas purépechas asentados en esta región por aquella época.

“Esto fue un elemento de los muchos que se usaron para cristianizar a los indígenas, fue un elemento que fue usado en combinación con algunos elementos indígenas para que ellos también adoptarán la religión católica”, explica el dueño de uno de los cristos con más de 350 años de antigüedad.

Los “tendidos” iniciaron como una costumbre de los indígenas purépechas y sus primeros descendientes quienes vivían en un pequeño asentamiento cercano al pueblo, donde elaboraron las imágenes de Cristo a base de madera de sabino, mezquite y pasta de caña o maíz.

La tradición poco a poco se extendió a otras colonias de San Martín de Hidalgo hasta ser la fiesta religiosa popular más importante de esta región, a punto de ser declarada Patrimonio material e inmaterial de Jalisco.

Las imágenes han sido resguardadas por las familias de generación en generación. Al llegar el Viernes Santo son bajadas de su lugar por un “padrino” quien ayuda a colocarles un nuevo “cendal” o “taparrabo”, además de colaborar en la organización del “tendido”.

Después de las tres de la tarde cuando según la tradición Jesús murió, las familias se reúnen en torno al altar para colocar al Cristo, rezar y encender las veladoras envueltos en la melodía del “huil”, un instrumento prehispánico cuyo sonido simula un lamento.

El sincretismo religioso se hace presente en cada elemento del altar adornado con 33 velas que representan la edad de Jesús al morir, un petate (alfombra tejida de fibras naturales) con que las comunidades prehispánicas envolvían a los difuntos, telas moradas en señal de luto y copal, una piedra que los indígenas queman para purificar sus rituales.

Para los pobladores esta fecha representa un momento de reflexión y de renovación de su fe. Algunos de ellos, como Juan Barbosa, aprovechan el momento para agradecer los milagros recibidos.

“Para mí es tener una reflexión hacia él, estar aquí sentado velándolo, porque nos quedamos hasta noche. Tener un contacto espiritual con él aquí no más pidiéndole, sino poniendo mi vida y mi voluntad a su cuidado”, afirma Barbosa quien este año es “padrino” de uno de los Cristos.

El “tendido de Cristos” es también una oportunidad para reunir a la familia que vive lejos y fomentar que la tradición permanezca, como ocurre con María Isabel Jiménez, quien viajó desde Estados Unidos para presenciar la celebración religiosa.

“Venimos de muy lejos a visitarlo, a estar con él, a apoyarlo. (Para) Que siga la tradición cada año y no se pierda”, dice a Efe.

La mayoría de los altares son retirados el mediodía del sábado de gloria, aunque algunos permanecen hasta el domingo, cuando la historia indica que Jesucristo resucitó.

Pero la memoria de esta tradición perdura durante todo el año, pues algunas familias “bendicen” monedas con los restos de las velas utilizadas y luego las reparten entre sus vecinos o amigos.

“Es una forma de asegurarnos que no nos faltará dinero en el monedero”, concluye Silvia García.

Etiquetado con: , , , , ,
Publicado en: Destinos     Turismo cultural

Deja un comentario

http://www.efe.com/efe/noticias/america/2
Turismo TV La compañía española Pullmantur se ha consolidado como líder del mercado de cruceros. EFE
Ver video

Pulmantur aumenta su capacidad y se lanza a la conquista de Latinoamérica duración: 1:24

Ver más videos

Nube de etiquetas